Inicio > hijosdeputa, internet, terrorismo > Pon un **** en tu blog

Pon un **** en tu blog

¿Y por qué poner solo uno?
Hace poco tiempo ha surgido una canpaña desde la tradición mas fanática española, titulada “Por un crucifijo en tu blog“, en reacción a la iniciativa gubernamental de retirar crucifijos de las aulas. Desde luego que están en su derecho de coger todas las pataletas que quieran. Pero, señores, les informo que vivimos en un estado láico, y la propia evolución ideológica humana tiende a erradicar mitos, cuentos y demás zarandajas religiosas. Mal que les pese a ustedes, la población cada vez está mejor educada y tiende a deshechar ideas alejadas del pensamiento racional.
Es por eso que me he decidido a crear la iniciativa “Pon un ***** en tu blog”:
Estamos frontalmente en contra de esos meapilas y no queremos permitir que sus fanatismos se extiendan por la sociedad.
Propongo pues que pongáis una foto sobre un tema importante, que armonice con el tema de vuestro blog, con el lema “Pon un ***** en tu blog”, bien visible. Yo he elegido poner a un hijodeputa dada la temática un tanto “especial” que elegí aquel negro 28 de Octubre. ¿Y quién mejor para representar a los hijodeputas que el paradigma de los hijosdeputa? ¿Un asesino cruel e implacable que ha acabado con, al menos, 25 vidas en el ejercicio de su fanatismo? ¿El mismo que no se arrepiente de ninguna de las muertes y que lucha con chulería y cinismo contra el estado y la legalidad vigente?
Pero el tema de vuestro blog puede ser variado. Una moto, si habláis de motos, ó Paris Hilton si habláis de cotilleos de famosas. Cualquier iniciativa es buena.
Animaos y corred la voz. Seguro que nos reimos un rato, ya veréis.

  1. enero 2, 2010 a las 4:49 pm

    Fanático, pataleta, mito, cuentos, zarandajas, meapilas… Veo que se le da muy bien insultar. Dar razones de sus insultos es algo más difícil, ¿no? (y eso que menciona el pensamiento racional).

    “(…) no queremos permitir que sus fanatismos se extiendan por la sociedad.”

    ¿Y qué van a hacer? ¿Más insultos? ¿Quizás algún que otro pequeño cachete? Bueno, espero que ustedes no sigan la vieja tradición, una tradición como la seguida por el general Westermann que, durante la Revolución Francesa, decía en París después de la matanza de católicos en La Vendée:

    “¡La Vendée ya no existe, ciudadanos republicanos! Ha muerto bajo nuestra libre espada, con sus mujeres y niños. Acabo de enterrar a un pueblo entero en las ciénagas y los bosques de Savenay. Ejecutando las órdenes que me habéis dado, he aplastado a los niños bajo los cascos de los caballos y masacrado a las mujeres, que así no parirán más bandoleros. No tengo que lamentar un sólo prisionero. Los he exterminado a todos”.

    Y, por ello le dieron las gracias por “purgar completamente el suelo de la libertad de esta raza maldita”.

    Un cordial saludo (que no se diga que se pierden las formas; al menos por mi parte).

    (El blogero de la pataleta)

    • enero 2, 2010 a las 7:29 pm

      Fanático: Que defiende con tenacidad desmedida y apasionamiento creencias u opiniones, sobre todo religiosas o políticas
      Pataleta: Disgusto, enfado
      Mito: Historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana de significación universal
      Cuento: Relación, de palabra o por escrito, de un suceso falso o de pura invención
      Zarandaja: Cosa menuda, sin valor, o de importancia muy secundaria
      Meapilas: Exagerado en los actos de devoción
      Después de darme una vuelta por el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española he tomado consciencia repentina de la verdadera y horrible dimensión de los insultos vertidos en mi pobre entrada para ésta página. ¡Qué exagerado! ¡Cuánto odio destilo!
      Hablando en serio: No piensas que se trate de unos insultos tan terribles, ¿no? Yo pienso que están mas a la altura de los cásicos “blasfemo” y “hereje”.
      Y no me negarás que el hijodeputa está bien colocado. ¿Te has dado una vuelta por el listado de sus asesinatos?
      Muchas gracias por la divertida anécdota de Westermann. La investigaré.
      Un cordial saludo también para tí. He visitado varias veces tu blog y tienes artículos realmente brillantes.

  2. enero 2, 2010 a las 10:03 pm

    ¿Por qué será que a mi me sonaron como insultos?😉

    Divertido: 1. Que divierte. 2. Alegre, festivo y de buen humor.
    Divertir: 1. Entretener, recrear.
    En realidad tampoco es un insulto esta palabra, la frase…

    Ah, gracias por leerme.

    • enero 4, 2010 a las 10:09 am

      De verdad te juro que no pretendo insultarte cuando digo que vamos a divertirnos. Y si he dado a entender eso en algún momento, te pido disculpas.
      Tampoco pretendo ofender a nadie cuando digo “corred la voz”

  3. enero 4, 2010 a las 1:09 pm

    Ya me imaginaba yo que no era esa tu intención. Son las cosas de la vehemencia a la hora de exponer las ideas.

    Espero que tengamos más ocasiones de intercambiar opiniones. Un saludo.

  1. febrero 7, 2010 a las 11:51 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s