Inicio > religion, sexo, TV > ¿Qué se celebra en San Valentín?

¿Qué se celebra en San Valentín?

El romanticismo ha muerto. Lo mató el Corte Inglés

El 14 de Febrero es una de esas fechas en las que te tienes que gastar la pasta si quieres evitarte problemas. Si no has entendido la frase anterior es que nunca has tenido novia/esposa. El 14 de Febrero se celebra San Valentín. Ya sabes, una de esas fechas en las que los centros comerciales hacen su Agosto. Pero, mas allá del regalo hortera y la cena con velas, ¿Qué se celebra en San Valentín?

Aviso: Si te importa una mierda la historia de San Valentín, pasa diréctamente al anteúltimo párrafo. Tú te lo pierdes.

Los antiguos romanos ya celebraban, en su equivalente del 15 de Febrero, la Lupercalia, festividad en que perseguían a latigazos y violaban mujeres en honor a Fauno.

También coincide que en esas fechas, en los pueblos nórdicos, se observaba que a mediados de Febrero los pájaros cortejaban a sus hembras, lo que provocó una tradición no muy clara al respecto. Hay mas tradiciones, pero esta no es una página de historia, ni mucho menos.

Según el santoral cristiano, Valentín era un sacerdote que, infringiendo alguna estúpida ley romana acerca de la prohibición de los soldados de casarse, se dedicaba a celebrar bodas cristianas, hasta que Claudio II lo pilló. Ya en la cárcel le devolvió la vista a la hija de su carcelero y, claro está, se enamoraron. Se casaron en la víspera del martirio del santo. Todo un argumento de película empalagosa tipo Quo Vadis.

El tema es que la Iglesia, un par de siglos mes tarde, tenía que acabar con unas fiestas paganas derivadas de la Lupercalia y otras tradiciones célticas britanas y nórdicas que celebraban la fertilidad, y aprovecho la historia de amor de Valentín para canonizarlo y darle el rango de patrón de los enamorados.

Y al cabo de los siglos, en el XX, concertamente, a algún comerciante espabilado se le ocurrió que por qué no incrementaba su negocio haciendo publicidad de San Valentín como fecha para comprar regalos a la pareja. Y como otras tantas tradiciones modernas y estúpidas, como las 12 uvas, la ropa interior roja y otras memeces, la cosa tuvo éxito y nos encadenó para los restos a comprar regalos a nuestras parejas, no cuando nos apetezca, sino cuando mande la fecha.

Amigos, amigas, abominad de San Valentín. Dejad de compraros estupideces el 14 de Febrero y gastaros el dinero en.. no sé, condones o pelis guarras. O quemadlo, directamente. Lo que sea en vez de engordar los bolsillos del gran almacén de turno.

  1. febrero 14, 2010 a las 11:34 pm

    Si el pobre San Valentín
    levantara la cabeza
    querría volverse a morir
    y no vivir esta fecha:
    Si enamorado tú estás
    hoy no tienes más remedio
    que algún regalo comprar
    o si no el disgusto es serio.
    Los comercios te lo avisan
    (el que avisa no es traidor)
    para que luego no digas:
    “Cariño, se me pasó”.

    Pero si tú has decidido
    salir a comprarle algo
    por verte si no en peligro
    o hasta incluso castigado
    (me imagino yo el castigo)
    aquí te dejo yo escrito
    una lista de regalos:
    Puedes un libro comprar
    de la tribu ‘pataltecho’
    (de sinpar fertilidad);
    un ‘juguetito’ de sexo
    para esta noche estrenar;
    una caja de bombones
    (casi tan original
    como las típicas flores
    procedentes del rosal
    pero que siempre funcionan
    si quieres asegurar).
    Y te digo aún más cosas:
    un pase para un Spa
    que te incluya algún masaje
    (suelen ofrecerte un pack
    que alivia en parte el ‘viaje’)
    de esos con chocolate
    o de esencias de limón
    que no parece un masaje
    sino una degustación
    (el masaje es en pareja
    lo que le resta algún punto
    porque los que masajean
    se organizan, es seguro,
    de modo que la morena
    masajea a tu señora
    y el maromo bien formado
    al caballero le toca…
    con lo que se te ha esfumado
    esa fantasía ‘golfa’).

    Otro clásico es la cena
    en un restaurante bueno
    acompañados de velas
    (casi parece un entierro)
    y que te vale unas pelas
    (llévate el bolsillo lleno),
    y después irte de copas
    a algún lugar con encanto
    donde bailar a la moda
    (aunque pareces un pato)
    y si se acerca algún tipo
    a saludar a tu chica
    “¿Cómo estás? Soy su marido”
    le dices con gran sonrisa
    (eso aconseja mi amigo,
    un artista de la pista).
    Mas si tú quieres triunfar
    vete a una joyería
    y allí le puedes comprar
    una u otra ‘tontería’
    y, si la haces grabar
    con un texto donde diga:
    “Mi amor no se apagará
    por más que pasen los días”,
    esta noche triunfarás,
    serás el rey de la pista
    y me lo agradecerás
    comentándome esta rima
    (¡qué menos puedo esperar
    después de tal ayudita!).

  1. febrero 23, 2010 a las 5:42 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s