Archive

Posts Tagged ‘relato’

Adios ZP, adios amigos

abril 3, 2011 8 comentarios

Zp se marcha por la puerta grande, con dignidad, agotando su candidatura. Y vosotros os alegráis.

Pues no. Ese individuo debe de dejar su cargo con ignominia, oprobio y una patada en los huevos. Y si no, es que el sistema democrático buenrollista e hipersolidario (con otros que no soy yo, por cierto) no funciona.

Por otro lado, este será mi último post, aunque no sé si definitivamente. Estoy cansado y necesito de trabajar para comer. Y necesito 2 trabajos para comer solomillo. Y me gusta el solomillo. Así que hace tiempo que debí de elegir entre el blog y el dormir y la cerveza del DIA. Los que me conocen ya habrán adivinado que ha ganado la cerveza. Y el dormir, que también me gusta mucho. De follar ni hablamos, que ya solo me acuerdo porque lo veo en los documentales.

Adios, amigos. Si les ha gustado lo que han visto, difúndanlo. Si no les ha gustado, difúndanlo también. Para joder. Y si hay alguna mujer necesitada de sexo entre el público, salga usted a la calle, que siendo mujer seguro que folla. Y no como los hombres, que nos vemos abocados al sexo por dinero o bienes muebles.

Y una última cosita mas: Si bebes, no conduzcas. O te meterán una multa de órdago.

A10

Mala Persona

enero 21, 2010 1 comentario

El Sr. Perez es una mala persona. Disfruta de las desgracias ajenas. Se regodea en la humillación que sufren, por ejemplo, sus vecinos de la casa de enfrente, quienes, desesperados por haber perdido su trabajo, tienen que mendigar por los comercios del pueblo para poder dar de comer a sus 3 hijos.
“Allá van esos miserables”, dice el Sr. Perez cuando los ve pasar por delante de la tasca a la que cada mañana acude a tomarse su Cinard con un chorro de sifón. La gente le observa entre reprobatoria e indiferente, pero no le contesta, pues saben de lo que es capaz.
En una ocasión llegó a denunciar a Tomaso, el pastelero, de estafa, simplemente porque éste había comentado lo mal que le caía el Sr. Perez.
Una multa de 10.000€ que estuvo a punto de llevarle a la ruina. Y el Sr. Perez sonrió satisfecho de sí mismo a la puerta de los juzgados.
Al Sr. Perez le gusta comentar lo repugnante que le parece la familia de peruanos que un día llegó al pueblo con lo puesto, y que poco a poco, a base de trabajo y sacrificio, alcanzó a abrir un pequeño local de reparación de calzado.
El Sr. Perez mira el telediario esperando escuchar la noticia de alguna catástrofe en algún país tercermundista, la última guerra étnica alguna cadena de robos con violencia. “Que se jodan” es su invariable comentario.
El Sr. Perez maltrata a su mujer y a su hija de 12 años por cualquier nimiedad. sistemática, metódicamente. Con sádico placer. Éstas aguantan en silencio sus vejaciones, sabedoras de no tener ningún sitio a donde ir.
Pero es Sr Perez no es del todo feliz. Algo le corroe las entrañas. Un anhelo, una necesidad, un deseo. Quiere entrar en política. Por eso se afilió a un oscuro partido regionalista. Dos veces se presentó como sexto en la lista a la candidatura municipal, y ninguna de las dos resultó elegido.
Ahora se presenta por un partido de ámbito nacional. A base de peloteo, sobornos y chantajes ha conseguido que le coloquen como cabeza de lista. El Sr. Perez se perfila como el candidato favorito para la alcaldía.
El Sr. Perez tendrá poder. Que Dios nos pille confesados.

Bueno, ¿Qué os ha parecido la historia del Sr. Perez? Seguro que todos vosotros conocéis a algún personaje como él. Algún cabrón e hijodeputa que disfruta haciéndole la vida imposible a los demás. Pues escribidme contando su historia. Enviad un e-mail a la dirección unpalodeescoba@ono.com que yo publicaré vuestros relatos en el blog. O quizá queráis seguir contando cosas acerca del Sr. Perez…

Hoy es Domingo

enero 10, 2010 2 comentarios


Anoche fué una laaarga noche. La cerveza corrió como si el mañana no importara. Pero pagándo, ¿eh? No como Ramoncín.
Gente conocida y desconocida me saludaba. Yo devolvía los saludos con menos locuacidad a cada botellín que ingería, hasta que solo pude emitir un desganado ¡Ey!
La belleza de las mujeres sufrió un espectacular aumento a lo largo de la noche. Fué cuando comencé a encontrar atractivo al taburete de enfrente cuando decidí que era hora de volver a casa.
La noche era gélida, como corresponde a un país azotado por el calentamiento global. Ligeros copos de nieve caían. Los charcos que aparecían por todas partes mostraban cristalillos de hielo.
Llegué a la soledad de mi casa y me acosté en mi cama. Pensé en todas las posibilidades perdidas, en todas las chicas a las que no invité a bailar, en todas las conversaciones que no pude mantener. Sopor.
Me he levantado hoy Domingo con una resaca de 3 pares. Vamos a ver… ¿Qué leches pasó anoche?
Mierda!!! ¿Le tiré los tejos a “eso”? Y encima la tía me dijo que no.
¿Cuanto bebí anoche? No recuerdo ni la mitad de las cosas. ¿Que es toda ésta sangre que tengo en la camisa? Ah, si, que me resbalé en la “Misi” y dí con todo el morro en un taburete.
¡Qué resca!¡Qué resacón! No vuelvo a beber nunca más
Mmm ¿Me dijo Nerea que la llamase?

Felices Fiestas

diciembre 20, 2009 1 comentario


Felices fiestas a todos. No dejéis que los hijosdeputa empañen vuestra felicidad. Celebremos la Navidad con los nuestros y salgamos a la calle a quemar ministerios en Nochevieja. No dejemos que el 28 de Diciembre sea el santo patrón del contribuyente y, sobre todo, que el día 22 el calvo de la lotería nos sea propicio para poder mandarlo todo a la mierda e irnos a vivir a algún paraíso tropical.

Odio

noviembre 29, 2009 Deja un comentario

Si, ahí está de nuevo. ¿Cómo podría dejar de reconocer ese odiado rostro? Esos ojos enrojecidos, cargados de odio, esa mandíbula tensa, siempre dispuesta para el desprecio y para el insulto, esa cara… Oh, Dios, esa cara…

Hoy no se me vá a escapar. De hoy no pasa. Tengo que eliminarlo. La raza humana me lo agradecerá. Todo el horror que ha esparcido, todo el sufrimiento inhumano que ha provocado clama venganza con una bronca voz llena de reproches. No puedo permitir que siga vivo. He de acabar con el aquí y ahora. No me puede volver a ocurrir… Es por ellos, por los niños que mueren, han muerto y morirán por su causa. Por sus madres, a las que ya se les han acabado las lágrimas… por ellos.

Busco a tientas álgo con que golpearlo. Rezo a Dios poder encontrar un arma, un utensilio con el que  poder acabar con su miserable vida…
Ah, bien. Parece que he encontrado algo. Debo de darme prisa, creo que sospecha álgo. El brillo en su mirada se ha endurecido. Los músculos de su horrible cara están en tensión. Si ésta vez no se me escapase… Solo un instante mas…
¡Ahora!

————————————————————————————————

-¿Cristalería Washington? ¿Podrían venir a arreglarme el espejo del baño?… Si, otra vez… Es que tengo muy mal despertar…